Bienvenida

" Arte y Claro" es un blog con aroma taurino en el que daré rienda suelta a mi pasión por los toros. Bienvenidos.

lunes, 18 de junio de 2012

Sensaciones contrapuestas...

Con motivo del 50 aniversario de la plaza de toros de Vistalegre se citaba Ivan Fandiño con seis toros en una concurso. Las ganderias participantes eran La Quinta, Partida de Resina, Victorino, Torrealta, Torrestrella y Alcurrucén.

Encerrona, gesta, golpe en la mesa, lo que la fiesta necesita, todo ello se decía de la tarde de ayer de Iván Fandiño. Generaba ilusión la cita, por la forma de afrontarla. También una sensación de honradez con el noble gesto de donar los emolumentos y jugarse la vida gratuitamente. Estos detalles de grandeza en el gesto, en el como, en el cuando y en el donde han sido como una leve brisa que no ha perdurado para muchos y es algo que no entiendo.
Esta encerrona estaba en boca de los taurinos de toda España, incluso de algunas personas cercanas que me decían, a sabiendas de mi pasión, "hay uno que va a torear seis toro el solo en no sé donde...". Es decir, un evento que ha llegado a más gente de la que llega una corrida más de feria.


Es cierto que la tarde no resultó como uno esperaba. Y es que, uno esperaba mucho... ahí el problema... En este arte también está como actor principal el toro. La última vez que había visto a Iván fue en las Ventas y el sabor que me dejó fue de algo grande. Por eso mi esperanza. 
Los toros no llegaron a la muleta, puesto que nos empeñamos en convertir las concurso en un tentadero, donde se fueron aplaudidos toros que ni se emplearon en el caballo ni en la muleta. 


Hubo dos tercios de varas importantes. El del cuarto, de Torrestrella, donde la actuación de Juan José Esquivel debió ser premiada. Y el del sexto, de Alcurrucén, aún más bravo. Entró hasta cuatro veces al caballo, descabalgando en la tercera vara al picador. 
Curiosamente el que menos se empleo en el peto fue el que mas opción de triunfo generó, el de Victorino Martin. Además coincidió con el mejor momento de disposición de Iván. Le noté enrabietado con él, no tan a la expectativa como con los dos primeros. Inició la faena dejándose venir al toro por el pitón izquierdo, pero no le cogía el tempo a la embestida y cambió acertadamente de pitón. Por el derecho vimos dos tandas ajustadas, gustándose y de mano baja, como podemos ver en las fotografías. Le cambió a la izquierda y nos dejó tres buenos, muy buenos naturales. El problema, lo que me preocupa de Fandiño, es la espada cuando tiene opción de triunfo. Si la faena no era de mérito la espada entraba. Si había opción de tocar pelo, pinchaba. Ya pasó en Madrid...una pena!


En definitiva, me quedo con el GESTO. La voluntad de hacer lo que hizo y donde lo hizo. El cómo resultó, lo podemos discutir pero estas son tardes que suman, que hacen que se hable de toros y eso, hay que agradecérlo.


Fotografía Javier Arroyo
www.aplausos.es 

1 comentario:

  1. Magnificos apuntes!! Plenamente compartidos.-
    SAlu2,

    ResponderEliminar